sábado, agosto 06, 2016

¿Hasta dónde debe llegar la administración en la prestación de servicios sobre datos abiertos?

Nota: Este artículo lo escribí para el blog de la International Data Conference 2016. Podéis acceder al artículo original publicado el 30 de Marzo de 2016 en español ¿Hasta dónde debe llegar la administración en la prestación de servicios sobre datos abiertos? y en inglés: How far should a public administration go with regard to the provision of value—added services based on open data?
El lunes participé en el panel “Reutilización de los datos abiertos de la Unión Europea: Desafíos y oportunidades” dentro del Workshop sobre reutilización de datos legales, organizado por la Oficina de Publicaciones de la UE. Uno de los interesantes debates del panel (podéis verlo aquí) estuvo centrado en la vieja cuestión de ¿hasta dónde debe llegar la administración pública en la prestación de servicios de valor sobre los mismos conjuntos de datos que suministra para ser reutilizados?.
La preocupación, y el debate siempre que se piensa en cómo fomentar la reutilización de datos, viene de la necesidad de encontrar un equilibrio entre los servicios que debe prestar una administración a todos los ciudadanos de forma gratuita y el espacio que desea dejarse a la iniciativa privada para crear riqueza a partir de esos datos. Y en muchos casos, ese equilibrio inestable genera muchas tensiones que no benefician la innovación.

En los últimos años, he escuchado multitud argumentos, tanto desde el lado de la oferta como desde el lado de la demanda y que van desde un extremo: “las administraciones públicas sólo deben suministrar datos en crudo y ningún servicio”, hasta el contrario: “la administración debe avanzar en la cadena de valor tanto como le sea posible en la prestación de servicios a los ciudadanos”.

Mi posición en este sentido, tal y como tuve oportunidad de defender en el debate, es que trazar una línea roja que diferencie lo que debe considerarse un servicio básico de un servicio premium no es una forma práctica de abordar el tema. En su lugar, creo que deberíamos trabajar en enunciar los incentivos mínimos que son imprescindibles para que pueda producirse innovación y por tanto creación de riqueza basada en datos abiertos.


Photo by: Rodion Kutsaev
Por ello aproveché el panel para lanzar la siguiente idea como punto de partida para enunciar de forma sencilla las mínimas condiciones que necesita un reutilizador para crear servicios de valor:

“la administración pública debería suministrar los datasets en unas condiciones tales que un reutilizador pueda reproducir el mismo servicio que se proporciona de forma gratuita”

Sencillamente porque en muchos casos la creación de valor parte de ese mínimo, esto es, de mejorar en algún aspecto un servicio que ya existe. Si no es posible reproducir lo gratuito porque los datos se liberan con algo de retraso o se liberan menos datos o con peor calidad, en muchos casos no será posible innovar para aportar nada nuevo al mercado.

Creo que esta forma de plantear la cuestión puede ayudarnos a avanzar en el debate, así que espero que sirva para que podamos mejorar la sentencia entre toda la comunidad, o quizá refutarla en caso de que demostremos que se trata de un principio equivocado.

No hay comentarios: